miércoles, 1 de marzo de 2017

REUNIÓN DE ANIMDORES MISIONEROS EN AZUAGA

El pasado sábado, 18 de febrero, el grupo diocesano de animación misionera,  procedentes de   Higuera de Vargas, Villafranca de los Barros, Ribera del Fresno, Zalamea de la Serena, Zafra, Mérida,  Badajoz capital,   para  celebrar su reunión mensual, en  Azuaga, siendo muy bien acogida por la comunidad parroquial y sus sacerdotes (D. José Ignacio y D. Antonio). No pudieron estar con nosotros en esta ocasión por distintas razones, pero enviaron mensajes de adhesión y cariño: Animadores misioneros desde Hornachos, San Vicente de Alcántara, Oliva de La Frontera, Mérida, Arroyo de San Serván, Salamanca, Perú y Zimbabwe

 Como viene siendo habitual, el ambiente fue distendido, alegre y provechoso tanto para la formación de los asistentes, como para la animación, en este caso, para la continuidad del grupo misionero de la parroquia de Azuaga. Fue una jornada “completa” en la que tuvimos Oración, Reunión, Comida y Misa compartida con la comunidad parroquial.
Tras la Acogida, donde no falto el café  y los dulces caseros del lugar, pasamos a la  ORACIÓN en la capilla, dirigida por el párroco y Vicario Episcopal de la Zona José Ignacio, quien nos habló  sobre las  palabras del Papa Francisco:  cómo evangelizar hoy,  “La Iglesia en salida es la comunidad de discípulos misioneros que primerean, que se involucran, que acompañan, que fructifican y festejan” (EG, 24).y terminamos con un cántico a María
A continuación, Raúl Marchirant, animador misionero, expuso el tema de  Formación y Reflexión de este encuentro: “LA PRESENCIA PÚBLICA DE LOS LAICOS MISIONEROS EN LA SOCIEDAD”, haciendo hincapié, en la necesidad de que los laicos , como corresponsables en una Iglesia Misionera, se hagan presentes en todos los ambientes que le rodean, llevando a cabo una vida coherente, sabiendo involucrarse en la política, la realidad social, la economía, la cultura, los medios de comunicación, redes sociales, etc. En definitiva, el laico está obligado a comprometerse en la vida pública y a ejercer una corresponsabilidad eclesial en el anuncio del Evangelio.
Tras la exposición del tema, hubo un rico debate sobre el mismo, en el que participaron los asistentes.
Otro punto del orden del día era la Programación de  las próximas “citas misioneras” del mes de marzo, como son: El día 4 la del Misionero Extremeño, que se celebrará en Hervás (Cáceres);  y el día 25 de marzo: el Encuentro-Festival diocesano de la Canción Misionera, en su 30º aniversario y  que se celebrará en Badajoz. Y terminamos el encuentro  matutino con la comida.
 Ya por la tarde,  participamos con la comunidad  parroquial en  la Eucaristía, para dar gracias al Señor por la labor realizada durante los últimos nueve años,  la Asociación no lucrativa “Ayúdame a Ayudar”, que ha venido colaborando y  ayudado en numerosos proyectos de misioneros y misioneras diocesanos, sobre todo, de una manera especial, al misionero regresado,  Josely Ardila Codosero, tanto desde Talavera la Real, como desde Azuaga, donde ejercía el ministerio cuando partió a la Misión hace  ya, veinticinco años.